29 de Diciembre de 2017. OSLO

Madrugamos para coger el vuelo a las 6 hacia Oslo, queremos aprovechar allí el día. 
A esas tempranas horas no hay bus urbano, así que nos toca volver a coger el flyingbus que comienza a circular a las 4. 
Aunque un día es poco tiempo para ver una gran ciudad, nos apetece respirar un poco el ambiente en la capital de Noruega y ver algunos de sus museos que nos han llamado la atención: el de los barcos Vikingos y el de los pueblos noruegos. 
El P-hotel es el elegido... muy malo, pero barato y muy bien situado en el centro de la ciudad. Dejamos las maletas y nos vamos directas a la península de Bygdoy, donde están los dos museos que queremos visitar. El de los pueblos merece la pena visitarlo. Es un museo diferente, muy agradable de visitar y cuidado con un mimo exquisito. Reúne en un espacio de varias hectáreas más de 140 construcciones de los siglos XVII y XVIII procedentes de todo el país, reconstruidas y ordenadas según su lugar de procedencia. Hay casas que están amuebladas y decoradas como en la época y se pueden visitar por dentro, incluso tienen personajes dentro haciendo algo de performance! 















Hay una zona urbana que reproduce una ciudad noruega de principios del siglo XX, con su tienda, gasolinera, edificios enteros con viviendas arregladas con todo tipo de detalle que te cuentan la vida de las diferentes familias que vivían allí... la verdad que asombroso el material que tienen y lo bien cuidado que está todo. 






En esta época del año tenían todas las casas adornadas por dentro con motivos navideños, pero hemos leído que en verano hay actividades por la calle de artesanía y cosas para niños. Vamos, que si vais a Oslo, es una visita que no os podéis perder!! Además, si en pleno invierno con las calles llenas de hielo, se hizo agradable, en verano con un buen día soleado, tiene que ser una gozada! Ahora, que seguro que se está mucho menos tranquilo!! 
En el de los vikingos se muestran los tres barcos vikingos mejor conservados del mundo y te cuentan un poco su historia. Está bien, pero se ve muy rapidito. Por cierto, con la oslo pass todos los museos y medios de transporte gratis. 




Comemos una sopa en what's soup, en el centro y vamos a patear un poco la ciudad. Vemos la famosa ópera que trata de imitar en cierta medida la grandiosidad de la de Sydney, pero no alcanza.... Es bonita, pero no espectacular. 
El ambiente en la ciudad es navideño, con un mercadillo central con mucho ambiente. Allí cenamos unos espectaculares perritos calientes y unos gofres que estaban para chuparse los dedos!!



Comentarios

Entradas populares de este blog

26 de Diciembre de 2017. VIAJE A TROMSO Y DISFRUTE DE LAS AURORAS BOREALES!!!

28 de Diciembre de 2017. RENOS, curiosos animales!!

PRESUPUESTO VIAJE